lunes, 1 de agosto de 2016

UN UNIVERSO SINGULAR

Posted By: Guillermo Molina Miranda - 12:47:00

Share

& Comment

Un universo singular
... y unas leyes de la naturaleza temporales.


Alonso, Luis

THE SINGULAR UNIVERSE AND THE REALITY OF TIME
A PROPOSAL IN NATURAL PHILOSOPHY

Roberto Mangabeira Unger y Lee Smolin
Cambridge University Press, 2015

Escrito por el filósofo Roberto Mangabeira Unger y el físico Lee Smolin, el libro propone un replanteamiento radical de la cosmología. A partir del reconocimiento de la realidad del tiempo y de la historicidad del universo, se infiere que todo cambia, incluidas la estructura y las leyes de la naturaleza. A mediados de los noventa, Smolin postuló que los agujeros negros engendraban universos bebés. Un decenio después, escribió un ataque cáustico contra la teoría de cuerdas, que había fracasado a la hora de aportar una sola predicción contrastable. En 2013 publicó Time reborn, donde exponía las ideas que aquí retoma. Robert Mangabeira enseña en la facultad de derecho de Harvard.

El libro se divide en dos partes: una filosófica, a cargo de Unger, y otra científica, de Smolin. Conviene empezar por la segunda, más sólida y clara, frente a la farragosidad repetitiva de la primera. Unger y Smolin buscan desarrollar métodos y principios de una nueva filosofía de la naturaleza. Toman como puntos de partida tres conceptos: la existencia singular del universo, la realidad inclusiva del tiempo y el realismo selectivo de la matemática.

La existencia singular no alude a la singularidad relativista, que indica que la curvatura del espaciotiempo y otras magnitudes se hacen infinitas. (De hecho, los autores niegan que el universo pueda ser singular en ese sentido.) Singular es aquí un adjetivo que expresa la existencia real de un solo universo en cualquier momento que consideremos. Nuestro universo no es uno entre muchos. No hay otro; no existe un multiverso o una pluralidad de universos simultáneos, un recurso teórico del que se echa mano para obviar aporías de la física contemporánea. Y rematan: las cosmologías que consideran un multiverso se basan en un razonamiento falaz, un concepto metafísico incapaz de contrastarse empíricamente [véase «¿Existe el multiverso?», por George Ellis; Investigación y Ciencia, octubre de 2011].

La realidad inclusiva del tiempo significa que no se trata de un concepto emergente. No deriva de la idea de espacio, aunque el espacio pueda emerger del tiempo. Ese carácter inclusivo y real del tiempo comporta que en la naturaleza no haya nada que dure para siempre. Todo cambia, hasta el propio cambio. Las leyes de la naturaleza dejan de ser atemporales y permanentes. El universo ha atravesado diversas fases. La cosmología se convierte en una disciplina histórica, a la manera de la biología o la geología. En su teoría general de la relatividad, Einstein sustituyó el espacio y el tiempo absolutos de la física newtoniana por una concepción del espaciotiempo que era relacional y dinámica. Pero no alteró, sino que reafirmó la noción de un marco inmutable de las leyes de la naturaleza. Smolin, por el contrario, cohonesta la temporalidad de las leyes con la temporalidad o naturaleza histórica del universo y de cuanto contiene. Las leyes y el universo entero han de someterse a los efectos del tiempo.

En lo concerniente al tercer concepto básico, el realismo selectivo de la matemática, los autores impugnan el platonismo matemático, doctrina que defiende la existencia real de las entidades matemáticas. No inventamos los formalismos matemáticos, solo los descubrimos. (El platonismo matemático se origina con Frege, con un precedente en Kant, y se desarrolla a través de Quine y otros como parte de la explicación del fundamento de la matemática.) Los objetos mentales tienen su propia realidad. En ese marco han de entenderse su oposición a la idea de que las leyes de la naturaleza tengan que escribirse en el lenguaje de la matemática. La matemática se ocupa de la naturaleza (considerada en sus aspectos más generales) y de ella misma.

La existencia singular del universo, la realidad inclusiva del tiempo, que entraña la mutabilidad de las leyes de la naturaleza, y el realismo selectivo de la matemática tienen todas justificación por sí mismas. No obstante, se trata de algo más que de un trío de proposiciones con una vaga relación. Cuanto más profundamente las comprendemos y cuanto más apreciamos las razones de sustentarlas, más claramente admitiremos sus profundas interacciones. Representan tres lados de la misma visión comprehensiva. Se prestan mutuo apoyo y se refinan entre sí.

A la hora de buscar precedentes, encuentran inspiración en Leibniz y en Ernst Mach. Ambos presentarían un planteamiento racional de la naturaleza y la prioridad del llegar a ser sobre el ser. Una inspiración relativa, se encargan de subrayar. A la hora de buscar equiparaciones con otros empeños teóricos, no se andan con rodeos. La búsqueda actual de una teoría del todo —de las fuerzas y campos fundamentales de la naturaleza— procede, afirman, con el supuesto de admitir regularidades y constituyentes elementales como algo permanente; por eso, sentencian, falla en lo que constituye el gran descubrimiento cosmológico: la historicidad del universo.

La expresión «filosofía natural» constituye la premisa básica de la obra. Así se llamaba la ciencia en tiempos de Galileo, Newton e incluso Darwin, para distinguirla de la filosofía propiamente dicha. De hecho, el términocientífico lo introdujo William Whewell, mentor de Darwin, en 1832. La filosofía natural no ha desaparecido del todo. Vive bajo la indumentaria de libros de divulgación científica escritos por especialistas para las personas cultas no especialistas. Recurren a esos libros para especular sobre el significado de sus descubrimientos para nuestra comprensión del universo y de nuestro lugar en el mismo. Tampoco rechazan su lectura por colegas. La filosofía natural toma la naturaleza como objeto de análisis, no la ciencia, y cuestiona la agenda y métodos establecidos en las ciencias particulares. El libro de Unger y Smolin, si no lo es, se parece mucho a un ensayo de filosofía natural que no acaba de trenzarse.

http://www.investigacionyciencia.es/revistas/investigacion-y-ciencia/numero/478/un-universo-singular-14326?utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=...+Y+m%C3%A1s+ciencia+-+Agosto+%28I%29

About Guillermo Molina Miranda

Techism is an online Publication that complies Bizarre, Odd, Strange, Out of box facts about the stuff going around in the world which you may find hard to believe and understand. The Main Purpose of this site is to bring reality with a taste of entertainment

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © 2013 Revista Pedagógica Nueva Escuela™ is a registered trademark.

Designed by Templateism. Powered By Blogger | Published By Gooyaabi Templates