miércoles, 19 de septiembre de 2018

CONTAMINACIÓN PERJUDICA APRENDIZAJE Y ATENCIÓN

La contaminación perjudica el aprendizaje y la atención
Aire urbano no apto para cerebros infantiles

Las evidencias son claras: la polución lastra el desarrollo cognitivo de niños y niñas. Los científicos piden planes anticontaminación en colegios y parques y, mientras estos llegan, recuerdan lo que dicen sus datos: se inhala menos porquería caminando que en vehículos a motor. Si tiene que llevar a sus niños en coche, intente no crear atasco frente a la escuela. Sus hijos respirarán y pensarán mejor.

Mónica G. Salomone

Un número creciente de investigaciones en todo el mundo demuestran que el aire contaminado es tóxico para el cerebro infantil. / Adobe Stock

España se libró este año de una demanda de la Comisión Europea por incumplir desde 2010 la normativa europea sobre calidad del aire. Pero esta exoneración in extremis –se enfrentaba a un ultimátum– no significa que el aire aquí sea limpio. El 90% de los españoles respira más contaminación de lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera aceptable, y su esperanza de vida puede acortarse hasta dos años por ello –pronóstico que la OMS extiende a todos los europeos–.

Las malas noticias no acaban ahí. Un número creciente de investigaciones demuestran que el aire contaminado es tóxico para el cerebro de los niños y lastra el desarrollo cognitivo. Los expertos reclaman medidas para proteger colegios y zonas infantiles, algo que ciudades como Madrid y Barcelona aún no contemplan pese a haber iniciado ambiciosos planes anticontaminación.

Respirar aire contaminado causa y agrava enfermedades respiratorias y cardiovasculares. La Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA) atribuye a la contaminación la muerte prematura de 30.000 personas en España. El efecto sobre el cerebro de fetos y niños aún no se traduce en números en un informe y se conoce desde hace menos tiempo. Pero las evidencias son contundentes.

Como suele ocurrir en los estudios sobre la influencia del ambiente en el organismo –ya sea el nexo entre tabaquismo y cáncer o entre dieta y enfermedad cardiovascular–, es complejo demostrar una relación causa-efecto entre el humo del tráfico y la ralentización del aprendizaje en niños. Pero los estudios observacionales muestran una correlación tan clara y abundante que los expertos no dudan en apelar al principio de precaución.

Los niños de las zonas con mayor contaminación podrían estar en una situación de desventaja 

Durante la primera década del siglo XXI empezaron a acumularse evidencias de lo que dos expertos en salud ambiental, Phillipe Grandjean y Philip Landrigan, describieron en 2014 en The Lancet Neurology como una “pandemia de neurotoxicidad” en niños.

Ambos médicos detectaban un “aumento en la incidencia de autismo, trastorno por déficit de atención e hiperactividad, dislexia y otros problemas cognitivos”, y lo atribuían a un conjunto de conocidos neurotóxicos, como el plomo, el metilmercurio o el tolueno. Pero también advertían de la posible existencia de más compuestos dañinos para el desarrollo del cerebro, aún sin identificar. Varios indicios apuntaban a que al menos parte de ellos podrían proceder del tráfico.

Un trabajo de 2008 hallaba inflamación en el cerebro de niños y perros en Ciudad de México, y culpaba a la alta contaminación. Efectos similares se observaron poco después en ratas expuestas a tubos de escape de motores diésel. Las partículas generadas por los motores, en especial los diésel, son tan pequeñas que podrían pasar de los pulmones a la sangre y llegar al cerebro, generando inflamación.

En 2010, un grupo de investigadores liderados por Jordi Sunyer, del CREAL –hoy ISglobal–, en Barcelona, decidieron buscar un posible vínculo entre contaminación del tráfico y aprendizaje infantil. Su proyecto BREATHE fue financiado con casi 2,5 millones de euros del Consejo Europeo de Investigación (ERC). “Postulamos que la contaminación del tráfico, en particular las partículas ultrafinas (…), obstaculiza el desarrollo cerebral”, explicaron los investigadores.

Pronto esa hipótesis de partida se vio respaldada. Un trabajo publicado en 2015 en PLOS Medicine mostraba que el desarrollo cognitivo de los niños que van al colegio en zonas de alta contaminación es más lento. En un año los escolares expuestos a poca polución mejoraron un 11,5% su memoria de trabajo, mientras que en los colegios con aire de peor calidad la mejora fue de solo un 7,4%.

El estudio consistió en medir durante un año habilidades cognitivas de 2.715 niños de 7 a 10 años de 39 colegios de Barcelona, descartando en lo posible el efecto de factores que se sabe que influyen en el desarrollo, como la clase social. “El deterioro de las funciones cognitivas tiene consecuencias para el rendimiento escolar”, dijo Sunyer en 2015. “Los niños de las zonas con mayor contaminación podrían estar en una situación de desventaja”.

Las partículas generadas por los motores diésel son tan pequeñas que podrían pasar de los pulmones a la sangre y llegar al cerebro

Otros resultados de BREATHE han ido en la misma línea. Los investigadores estudiaron también, a lo largo de un año, la relación entre niveles de contaminación dentro y fuera de las aulas y la capacidad de atención de los niños y niñas. “Los incrementos en los niveles ambientales procedentes del tráfico se asociaron a una disminución en todos los procesos de atención en las aulas”, explicaron los autores en 2017 en la revista Epidemiology.

Los días de más polución los niños mostraron “un retraso equivalente a más de un mes en la mejora natural de la velocidad de respuesta” esperable por la edad. “Es una evidencia más de la necesidad de evitar la contaminación atmosférica en el entorno de los centros escolares, y especialmente la de los vehículos diésel”, declaró Sunyer.

El desarrollo cognitivo de los niños que van al colegio en zonas con mucha contaminación es más lento. / EFE

Los más vulnerables

El efecto de la contaminación sobre los niños es importante porque su cerebro está en pleno desarrollo. También el de los fetos. Varios estudios en Europa y Estados Unidos muestran que cuando las embarazadas respiran aire contaminado, sus hijos se resienten.

Entre 1998 y 2006 un grupo liderado por Frederica Perera, hoy directora del Centro de Salud Ambiental Infantil de la Universidad de Columbia (Nueva York, EE UU), reclutó a 720 embarazadas residentes en barrios de bajos ingresos en Nueva York, como Harlem o South Bronx. De ellas, 665 llevaron durante 48 horas una mochila con equipos de medición para un tipo de contaminantes llamados hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH), que se emiten al quemar combustibles fósiles y que, según han mostrado estudios en animales, son neurotóxicos que atraviesan la placenta y pueden causar inflamación, estrés oxidativo y lesiones vasculares en el cerebro del feto.

Los trabajos con esta cohorte de parejas madre-hijo empezaron a publicarse hace unos quince años y muestran que a mayor exposición a PAH de las madres, peor desarrollo neurológico de los hijos. Los niños que respiraron más PAH obtuvieron peores puntuaciones en test de inteligencia general y verbal, y tienen más riesgo de sufrir ansiedad, depresión y déficit de atención.

La exposición a PAH, partículas pequeñas y óxidos de nitrógeno incide sobre la inteligencia y aumenta el riesgo de sufrir trastornos del espectro autista

En 2012 el grupo de Perera hizo escáneres cerebrales a 40 niños de la cohorte. Los resultados, publicados en JAMA Psychiatry en 2015, revelan alteraciones morfológicas en los cerebros de los niños con mayor exposición, en concreto menos sustancia blanca –la que forman los axones de las neuronas–en el hemisferio cerebral izquierdo. Este rasgo “se asoció con un procesado más lento de la información durante las pruebas de inteligencia” y con problemas de comportamiento.

En España existe el Proyecto INMA-Infancia y Medio Ambiente, una cohorte de unas 4.000 parejas madre-hijo reclutadas entre 1997 y 2008 en siete regiones españolas. Hace unos años investigadores de ISGlobal coordinados por Mònica Guxens empezaron a analizar la relación entre exposición a dióxido de nitrógeno –uno de los principales contaminantes del tráfico– y capacidad de atención en niños de la cohorte INMA.

Una publicación el año pasado en Environment International revela que las exposiciones altas se relacionan “con un retraso en la capacidad de niños y sobre todo de niñas”. Guxens declaró: “Se desconoce aún el impacto clínico de esta falta de atención, pero podría tener implicaciones para toda la población debido a la ubicuidad de la exposición”.

Los resultados de distintos grupos de investigación en distintos sitios confluyen. Un artículo de revisión publicado en 2015 en Endocrinology muestra “un aumento exponencial” de este tipo de estudios en la última década, con resultados que ofrecen “evidencias suficientes” de que la exposición pre y posnatal sobre todo a PAH, partículas muy pequeñas y óxidos de nitrógeno incide negativamente sobre la inteligencia global y la capacidad de atención, y aumenta el riesgo de sufrir trastornos del espectro autista. Este efecto “no puede ser ignorado: debe aplicarse el principio de precaución para proteger a los niños”, concluyen los autores. 

Política municipal basada en la evidencia

Pese a estas advertencias, los atascos en torno a los colegios a las horas de entrada y salida son cotidianos en las ciudades españolas. El mensaje tarda en calar. ¿Solo en la ciudadanía, o también entre los políticos?

En cuanto a conocimiento del problema, España está a la altura de los países de su entorno. En la toma de medidas hemos ido más lentos

Xavier Querol, del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA) del CSIC, en Barcelona, lleva décadas no solo investigando la calidad del aire –es uno de los autores en BREATHE– sino también asesorando a responsables políticos. Asegura que, en cuanto a conocimiento del problema, España está a la altura de los países de su entorno. En la toma de medidas, en cambio, “hemos ido más lentos”.

Ángeles Cristóbal, subdirectora General de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Madrid, no quita un ápice de importancia a las evidencias científicas. La ciudad está poniendo en marcha el llamado Plan A, que engloba las medidas más drásticas jamás tomadas en Madrid para mejorar la calidad del aire. El Plan A restringe el acceso de los vehículos a una amplia zona central de la ciudad; bonifica a los más ‘limpios’; potencia el transporte público y renueva su flota con vehículos de bajas emisiones. Se cree que así se reducirá hasta un 30% las emisiones de óxidos de nitrógeno, el contaminante que sistemáticamente superaba los límites en Madrid. “Mejorará la calidad del aire de toda la ciudad”, dice Cristóbal. Aunque todavía no hay nada previsto específicamente para los colegios.

En Barcelona tampoco, pero Cristina Castells, directora de Energía y Calidad Ambiental del Ayuntamiento, conocedora de los resultados del proyecto BREATHE, explica que han decidido estudiar la situación de cada colegio en concreto: “No en todos hay que tomar las mismas medidas: depende de la situación, de cuál sea el modo de transporte habitual de los niños... incluso de la disposición del patio o de las aulas”.

Los expertos reclaman medidas para proteger colegios y zonas infantiles, algo que ciudades como Madrid y Barcelona aún no contemplan

En Berlín “se tiene en cuenta el ruido y la contaminación ambiental cuando se planifica la construcción de nuevas instalaciones, así que los colegios y zonas de juego más nuevos raramente están cerca de las vías de más tráfico”, explica Martin Lutz, Jefe de Sector de Gestión de Calidad del Aire en esta ciudad. Aparte de esa medida la ciudad ha dedicado mucho esfuerzo a la instalación de filtros en los coches, porque “conocemos la toxicidad de las partículas ultrafinas que emiten especialmente los diésel (…). Parece más eficiente atacar el problema en la fuente, es decir, en los tubos de escape”.

En Londres, el combate a la contaminación es, al menos en teoría, una prioridad política. El alcalde ha anunciado campañas de medición de calidad del aire en los colegios y enviará alertas a los centros cuando haya picos de contaminación. Reino Unido y Alemania son dos de los seis países que sí serán demandados por la Comisión Europea ante el Tribunal de Justicia Europeo por incumplir la normativa sobre calidad del aire.

Al cole, mejor caminando

Quienes creen que sus hijos respiran menos aire contaminado por ir al colegio en coche, se equivocan. / Adobe Stock

Las soluciones al problema de la contaminación tardan en hacerse efectivas. Mientras llegan no se puede dejar de respirar, pero “hay cosas que se pueden hacer desde ya, como dejar de cargar y descargar los niños enfrente de la escuela”, decía Jordi Sunyer en una intervención en Facebook el año pasado; “esto se debería hacer a 100 metros y desplazar el tráfico que pasa por delante del colegio a 50 metros como mínimo”.

Algunos padres creen que llevando a sus hijos en coche estarán a salvo del aire contaminado: error. En 2014 varios políticos británicos siguieron su rutina londinense equipados con medidores de aire, y asombraron a los propios investigadores con los datos: atravesando la ciudad en coche se exponían hasta a diez veces más contaminación. Los sistemas de ventilación del vehículo absorben lo que sale del tubo de escape del coche de delante y lo inyectan en las fosas nasales de los pasajeros. La mejor opción es caminar lo más lejos posible de la calzada y por vías de poco tráfico. Y, si no, el transporte público.

Varios grupos estudian también el papel de la vegetación urbana para combatir la contaminación. Hay hallazgos curiosos, como que los árboles no siempre son buenos. Por ejemplo, en las calles flanqueadas por edificios altos, que acaban formando un cañón por donde pasa el aire, lo que conviene son los arbustos bajos y los jardines verticales, explican investigadores de la Universidad de Surrey (Reino Unido). Los árboles, en cambio, atrapan los contaminantes y hacen que su concentración aumente cerca del suelo. Los arbustos bajos también son efectivos como barrera entre la calzada y las aceras.

El asesino silencioso y la desigualdad

No consuela saber que el fenómeno es global. En toda Europa las muertes prematuras son más de 400.000, y de hecho la Comisión llevará ante el Tribunal de Justicia europeo, por su alta contaminación, a Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, Rumanía y Hungría. La contaminación roba entre 2 y 24 meses de vida a cada europeo, en función del grado de contaminación del lugar donde viva. Y eso es tener suerte.

La OMS acaba de publicar un informe en el que estima que “el 90% de la población mundial respira aire contaminado” y que hay regiones del Mediterráneo oriental y del sudeste asiático donde se superan hasta cinco veces los límites que esta organización considera aceptables. La contaminación –afirma la OMS– es un ingrediente más del círculo vicioso de la pobreza, y uno muy poderoso: de los siete millones de personas que mueren al año en todo el mundo por respirar aire contaminado, el 90% vive en países en vías de desarrollo.

Con cifras tan impactantes la pregunta es obligada: ¿cómo no se actúa más y más rápido? Expertos de ámbitos diversos –calidad del aire, gestión urbana, epidemiología– lo atribuyen en parte a que el aire contaminado es lo que la OMS llama “un asesino silencioso”. Ningún certificado dice “causa de la muerte: alta contaminación”. Y sin embargo el aire contaminado es causa directa de cánceres y patologías respiratorias y cardiovasculares.

_____________
Mónica G. Salomone
Periodista especializada en ciencia. He escrito de ciencia, medio ambiente y medicina para numerosos medios españoles y alguno internacional. Autora de Morir Joven a los 140 y Un universo gravitacional.

Zona geográfica: España
Fuente: SINC https://www.agenciasinc.es/Reportajes/Aire-urbano-no-apto-para-cerebros-infantiles

CONVERSAR CON LOS BEBÉS POTENCIA SU INTELIGENCIA

Mejoran sus habilidades cognitivas cuando tienen 10 años

Conversar con los bebés aumenta sus habilidades cognitivas cuando tienen 10 años de edad, ha descubierto una investigación. Los que interactúan verbalmente con sus padres mejoran resultados en el cociente intelectual, habilidades lingüísticas y cognitivas en la escuela, en relación con los demás niños de su edad.


Los bebés entre 18 y 24 meses que interactúan frecuentemente con sus padres, principalmente hablando con ellos, mejoran sus habilidades cognitivas cuando tienen 10 años, ha descubierto una investigación dirigida por Jill Gilkerson, de la Fundación LENA (Boulder, Colorado) y publicada en la revista Pediatrics. 

Anteriores investigaciones ya habían establecido una relación entre la cantidad de interacciones vividas por los bebés y su coeficiente intelectual (CI), pero los resultados de esta investigación son todavía mucho más precisos. 

Gilkerson y su equipo han demostrado que la experiencia verbal de un bebé en los primeros meses de vida permite establecer el desarrollo cognitivo y lingüístico que los pequeños tendrán diez años después. 

Los investigadores explican que un régimen alimenticio sano a la edad de 2 años no sólo permite que el bebé crezca sano, sino que lo predispone a tener un peso saludable cuando tiene 12 años de edad. 

Conversar es tan importante como comer 

El mismo ejemplo es válido para la comunicación, señalan, ya que las conversaciones que los padres pueden tener con su bebé equivalen para su cerebro a lo que representa una dieta nutritiva para el desarrollo corporal. 

Lo comprobaron analizando 5.000 minutos de registros de audio de 146 bebés y niños pequeños, de entre dos meses y cuatro años, cuando interactuaban con sus padres. Esos mismos niños fueron sometidos a diferentes test para medir sus habilidades lingüísticas y capacidades cognitivas cuando tenían entre 9 y 14 años. 

El estudio se inició en 2006 y participaron cerca de 150 familias, a las que se pidió que colocaran en la ropa de los niños un dispositivo que registrara las conversaciones diarias durante seis meses. 

Un programa informático registró automáticamente las vocalizaciones de los niños y los estímulos verbales que les proporcionaban sus padres. De esta forma, los investigadores pudieron analizar las reacciones de los bebés, ya fuera un balbuceo o cualquier otro gesto. El programa registró 12 horas diarias de “conversaciones” durante los seis meses.

Resultados categóricos 

Analizando estos datos, la investigación descubrió que las conversaciones mantenidas entre los 18 y los 24 meses de edad explican el aumento de entre un 14% y un 17% de las diferencias en el cociente intelectual, en sus habilidades lingüísticas y en la capacidad cognitiva de estos niños, en relación con otros de su misma edad. 

Los investigadores también apreciaron que los episodios de conversación son la mejor opción para el desarrollo del cerebro infantil, mucho más que el mero hecho de hablar a un bebé sin esperar una respuesta. 

Más concretamente, especifican que esas conversaciones aumentan en un 27% la capacidad de comprensión verbal del niño cuando cumple los 10 años, incluso por encima de los factores socioeconómicos de las diferentes familias participantes en el estudio. 

Según los investigadores, estos datos apoyan la hipótesis de que la conversación temprana y la interacción, particularmente durante la ventana de desarrollo relativamente estrecha que va desde los 18 a los 24 meses de edad, pueden usarse para predecir el lenguaje escolar y los resultados cognitivos. 

Con estos hallazgos, subrayan la necesidad de programas efectivos de intervención temprana que apoyen a los padres en la creación de un ambiente óptimo de aprendizaje inicial de idiomas en el hogar.

Referencia 
Language Experience in the Second Year of Life and Language Outcomes in Late Childhood. Jill Gilkerson et al. Pediatrics Sep 2018, e20174276; DOI: 10.1542/peds.2017-4276

Fuentehttps://www.tendencias21.net/Conversar-con-los-bebes-potencia-su-inteligencia_a44750.html

VIOLENCIA ESCOLAR DAÑA POR IGUAL A VÍCTIMAS Y TESTIGOS

La violencia escolar daña por igual a víctimas y testigos
Deja secuelas psicológicas, sociales y escolares que se manifiestan dos años después

Los alumnos que presencian actos de violencia en el colegio padecen dos años después los mismos efectos psicológicos, sociales y escolares que las víctimas de esas agresiones. Esos efectos se traducen en drogas, delincuencia, depresión, ansiedad social y menor rendimiento escolar. La responsabilidad colectiva y la intolerancia son claves para impedirlo.

Foto: Laura Lewis.

Los alumnos que presencian actos de violencia en el colegio a los 13 años corren el riesgo de encontrar dificultades psicosociales y escolares a los 15 años, según una investigación en la que han participado científicos canadienses, belgas y franceses publicada en la revista Epidemiology and Community Health. 

Los investigadores analizaron a un colectivo de 4.000 alumnos a lo largo de sus estudios de secundaria y testado estadísticamente la relación entre el hecho de ser testigo de algún episodio de violencia en la escuela en el segundo curso, y los comportamientos antisociales (consumo de drogas, delincuencia), el estrés emocional (ansiedad social, depresión) y el rendimiento y compromiso escolar dos años más tarde. 

Asimismo, analizaron la contribución relativa de las diferentes formas de violencia escolar que los alumnos pueden presenciar y las han comparado con el hecho de ser directamente víctima de violencia en el colegio. 

Los investigadores explican en un comunicado que para el desarrollo de este trabajo disponían de información previa sobre el estado de salud psicológica de los alumnos antes de que fueran testigos de un episodio de violencia en el colegio. 

Mismo efecto 

Esta información les permitió aislar los casos en los que pudiera haber otros factores que influyeran en el comportamiento de los alumnos tras presenciar un episodio de violencia escolar, así como compararlos al observar los efectos años más tarde. 

Según explica una de las autoras de la investigación, Linda Pagani, “ser testigo de un acto de violencia en el segundo curso de secundaria anuncia dificultades escolares y psicosociales en cuarto año de secundaria, al mismo tiempo que las consecuencias vividas por estos testigos son muy parecidas a las que viven los alumnos que han sido víctimas de esa violencia”. 

Los investigadores pudieron precisar incluso los efectos de las diferentes formas de violencia. Si un alumno es testigo de un episodio de violencia grave, como una agresión física con arma, esa vivencia está asociada, dos años más tarde, con un aumento en el consumo de drogas y de la delincuencia. El efecto es el mismo ya se trate de robo o vandalismo. 

Por otro lado, ser testigo de una violencia menor, como amenazas e insultos, provocará años más tarde en el alumno no sólo un aumento en el consumo de drogas, sino también ansiedad social y depresión, así como una disminución en el rendimiento y la participación escolar.

Responsabilidad e intolerancia 

El profesor Janosz, otro de los autores de esta investigación, señala que “es evidente que los esfuerzos en materia de prevención y de intervención (en los casos de acoso escolar) deben incluir los testimonios, tanto de las víctimas como de los agresores, así como abarcar a cualquier forma de violencia escolar”. 

Y añade: “es evidente que las relaciones familiares y comunitarias sólidas representan recursos importantes para facilitar las estrategias de adaptación en los alumnos expuestos a episodios que implican daños psicológicos o físicos. Estas relaciones previenen asimismo una desensibilización emocional de la violencia, elemento susceptible de engendrar comportamientos agresivos en los jóvenes.” 

Insiste en la importancia de utilizar los resultados de este estudio para ayudar a los jóvenes: “creemos que los programas de intervención mejorarían una aproximación universal que aliente y generalice la preocupación por los demás y la intolerancia hacia la falta de respeto. Y más importante todavía: las escuelas deben alentar a los alumnos que presencian violencia a reaccionar y no sentirse impotentes ante estas situaciones. Callarse no sólo puede ser nefasto para el testigo, sino que además anima a los agresores. La mejor manera de ofrecer ayuda a los que la necesitan, de evitar alimentar un individualismo y egocentrismo que minan el bienestar colectivo, es desarrollar en los alumnos un sentimiento de responsabilidad colectiva. Nadie debería sentirse impotente”, concluye.

Referencia 
Witnessing violence in early secondary school predicts subsequent student impairment. Michel Janosz et al. J Epidemiol Community Health doi: 10.1136/jech-2018-211203

Fuente: https://www.tendencias21.net/La-violencia-escolar-dana-por-igual-a-victimas-y-testigos_a44755.html

domingo, 9 de septiembre de 2018

CÓMO DESPERTAR LA EMOCIÓN POR APRENDER

Neuroeducación en las aulas: cómo despertar la emoción por aprender

Por EDUCACIÓN 3.0


Para garantizar el éxito de los procesos de enseñanza y aprendizaje, es necesario que vayan acompañados de una actitud básica: la pasión o emoción por aprender. Esto se puede conseguir teniendo en cuenta los últimos avances que ofrece la neurociencia. Te explicamos en qué consiste y cómo la están aplicando algunos centros.

La neuroeducación es una disciplina que estudia el papel que juega el cerebro en el proceso de enseñanza y aprendizaje de los estudiantes. En este sentido, las principales áreas sobre las cuales se asienta son dos: de un lado, las ciencias de la educación y, de otro, la neurociencia, que permite estudiar los fenómenos educativos desde varios enfoques.
Conocimiento y emoción

La principal conclusión de los científicos es que el cerebro asimila mejor los conocimientos si existe sorpresa, curiosidad e implicación emocional: “El cerebro sólo aprende si hay emoción”,afirma Francisco Mora, doctor en Neurociencia y catedrático de Fisiología Humana. Mora, que en su trayectoria se ha centrado sobre todo en cómo funciona el cerebro, cómo aprendemos y la influencia que tienen las emociones en este proceso, recuerda cómo la curiosidad lleva al ser humano a una búsqueda del conocimiento que no sólo es general sino que también se produce en otros contextos como “el colegio, las universidades o en la investigación científica”.


La escritora y psicóloga Begoña Ibarrola afirma que “educar en las emociones es clave para favorecer el aprendizaje” y que, por tanto, los docentes necesitan comprender que “su función como educadores va mucho más allá que la de meros transmisores de información o conocimientos”.

En este sentido, Anna Forés, profesora en la Facultad de Educación de la Universitat de Barcelona, hace hincapié en la necesidad de fomentar la ilusión y las ganas de ir al colegio de los alumnos a los que hay que proponer retos y aventuras de aprendizaje que resulten completamente nuevos para ellos. “Si realmente sabemos cómo aprendemos, podremos mejorar nuestra función y servir de ayuda para ser más efectivos y eficientes”.
Neuroeducación en las aulas

¿A qué edad se aconseja que la neuroeducación sea llevada a las aulas? Forés es contundente: “Cuanto antes mejor. La neurociencia ratifica la importancia de los primeros años de nuestra vida y esto implica una buena formación por parte de los maestros de los más pequeños, además de una más alta consideración por su labor educativa”. Para esta especialista, la neuroeducación es un “conocimiento de fondo que nos ayuda a pensar, repensar y tener una actitud crítica sobre la manera de enseñar y aprender de los alumnos”.

La aplicación de la neurociencia en el ámbito de la enseñanza puede realizarse de distintas formas, pero siempre atendiendo a la diversidad y a la singularidad de cada estudiante para trabajar con toda la riqueza que permita el aula. Forés lo explica de esta manera: “Cada cerebro es único y si un alumno sabe cómo aprende las investigaciones afirman que mejorará su rendimiento. Por eso, si las clases están diseñadas desde los principios de la neuroeducación, también mejorará su aprendizaje”.

Por ejemplo, estudiantes del Colegio Alborada (Alcalá de Henarés, Madrid) y del CEIP El Torreón(Arroyomolinos, Madrid) estudian matemáticas con el método JUMP Math. En concreto, este modelo de enseñanza-aprendizaje (basado en los últimos avances producidos en el ámbito de la neurociencia) “proporciona al docente una buena secuenciación de los contenidos y le ayuda a profundizar en los conceptos matemáticos que se tratan en el aula”, comenta Menchu Garralón, docente de Primaria y coordinadora de Innovación Pedagógica en el Colegio Alborada. Conoce suexperiencia.


Desde el CEIP El Torreón, su directora Elvira Flores y Elisa Lucena (profesora de 3º), nos relataron como JUMP Math les permite combinar el trabajo individual, por parejas y grupal, favoreciendo el trabajo cooperativo y la figura de los ‘alumnos ayudantes’ que ayudan a sus compañeros a comprender mejor los contenidos.

Por su parte, el Colegio Base de Madrid cuenta con un proyecto basado en una de las ramas de la neuroeducación: la neurodidáctica. En concreto, dicho proyecto está formado por diferentes experiencias entre las que se incluyen ‘Ecobase’ dedicada a la educación medioambiental y concienciación ecológica y ‘Biblioteca de las Emociones’.

La neuroeducación está también presente en el Colegio María Reina Salesianas de Madrid y su aplicación ha permitido la introducción de metodologías activas de pensamiento; la creación de nuevos espacios y experiencias de aprendizaje; y la modificación paulatina del sistema de evaluación.
Más allá de las aulas

Los centros escolares tienen, por otro lado, la posibilidad de que la neuroeducación se pueda aplicar en las visitas culturales que los estudiantes realizan gracias a propuestas como la ofrecida por la página web de Aprendeaver. Su metodología potencia no sólo el aprendizaje sino también el entretenimiento, despertando la pasión y la emoción por aprender. Para ello, se les plantea a los chavales unas series de preguntas y retos que deberán deducir a partir de unos cuadernos especiales que se les entregan o la información que dé el guía.


A la hora de valorar la llegada de la neuroeducación a la enseñanza hay que pensar de manera detenida tanto en el cómo como en el por qué, al igual que ya sucediese con la introducción de los primeros portátiles o pizarras digitales. ¿La razón? “Tenemos muchas experiencias previas que nos demuestran que sólo por introducir un elemento en la educación ésta no va mejorar unilateralmente si no la acompañamos de buenas estrategias. Hay que tener claras las intenciones educativas y los recursos de acompañamiento al profesorado”, concluye Forés.

Fuentehttps://www.educaciontrespuntocero.com/noticias/la-neuroeducacion-llega-a-las-aulas/25482.html

viernes, 7 de septiembre de 2018

CONTAMINACIÓN DEL AIRE AFECTA CAPACIDAD COGNITIVA EN MATEMÁTICAS Y GRAMATICA

La contaminación del aire reduce la capacidad cognitiva
Afecta a nuestras habilidades matemáticas y gramaticales

La contaminación no sólo perjudica a nuestra salud física, sino que daña también nuestras capacidades cognitivas: afecta a nuestras habilidades matemáticas y gramaticales, especialmente a los hombres mayores de 64 años con poca formación y trabajo lejos de casa.


La mala calidad del aire no sólo influye en la salud física, sino también en la mental: un nuevo estudio ha comprobado por primera vez que la contaminación atmosférica afecta asimismo a nuestras capacidades cognitivas. 

Particularmente afecta a las pruebas verbales y matemáticas que podamos realizar en un ambiente contaminado, un efecto que se agrava con la edad (afecta especialmente a los más mayores), así como incide con más virulencia en las personas con niveles educativos bajos. 

El descubrimiento es importante porque la mayor parte de la población vive en países en desarrollo que padecen una contaminación intensa. 

El estudio, realizado en China, proporciona evidencias suficientes de que el aire contaminado dificulta la capacidad cognitiva y que este deterioro acarrea costos económicos y de salud considerables, teniendo en cuenta que las funciones cognitivas son relevantes para el día a día de las personas mayores. 

Datos de 20.000 personas 

El estudio recopiló datos socioeconómicos y resultados de test cognitivos de más de 20.000 personas de diferentes regiones de China, entre 2010 y 2014. Comparó estos datos con otros proporcionados por satélites y por estaciones terrestres que medían la calidad del aire a lo largo de China en el mismo período. 

Los test cognitivos incluían 24 preguntas vinculadas a las matemáticas y otras 34 sobre vocabulario. Los datos atmosféricos recopilados aportaban información sobre tres de los principales contaminantes: dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre y niveles de nano-partículas en el aire. 

Los grupos de participantes fueron clasificados por edades y tiempo de exposición a los contaminantes. De esta forma, los investigadores pudieron evaluar el efecto de la calidad del aire sobre los resultados obtenidos en los test. 

Los datos obtenidos fueron concluyentes: la contaminación está relacionada directamente con un descenso significativo en la puntuación obtenida en los test, tanto en los de matemáticas como de vocabulario. 

El estudio pone de manifiesto también que el impacto de la contaminación se agrava cuanto más tiempo se está expuesto a la mala calidad del aire, sobre todo si la persona afectada tiene más de 64 años de edad, es un hombre, tiene un nivel educativo bajo y trabaja lejos de casa.

Lagunas 

Los autores advierten que, aunque este vínculo existe, no puede decirse que la contaminación sea la única causa de la disminución de capacidad cognitiva en personas expuestas a la mala calidad del aire. 

También señalan que el estudio no ha podido determinar cuál es el contaminante más dañino, de los tres escogidos para la muestra, ya que ninguno de ellos ha sido evaluado separadamente al establecer los niveles de contaminación. 

No obstante, estas conclusiones concuerdan con lo que otros estudios han sugerido en el pasado, si bien es la primera vez que se establece un vínculo directo entre la contaminación y la capacidad cognitiva en un gran número de personas clasificadas según edades y género. 

Los resultados de esta investigación, si bien son aplicables exclusivamente a China, dan una idea del impacto que la contaminación del aire puede tener en otros países y regiones del mundo. 

Según la Organización Mundial de la Salud, el 91% de la población humana vive en entornos donde no se respetan las normas de calidad del aire universalmente aceptadas. También estima que la contaminación del aire provoca la muerte prematura de más de cuatro millones de personas al año en todo el mundo. Esta mortalidad se debe a la exposición a partículas pequeñas de 2,5 micrones o menos de diámetro (PM2.5), que causan enfermedades cardiovasculares y respiratorias, demencia y cáncer.
________________
Referencia 
The impact of exposure to air pollution on cognitive performance. Xin Zhang, Xi Chen, and Xiaobo Zhang. PNAS. DOI:https://doi.org/10.1073/pnas.1809474115

Fuente: https://www.tendencias21.net/La-contaminacion-del-aire-reduce-la-capacidad-cognitiva_a44733.html

ACOSO ESCOLAR ENTRE PARES, MAL CASI COTIDIANO

El acoso escolar entre pares, un mal casi cotidiano

Sergio Ferrari

Foto: UNICEF

-La mitad de alumnos del secundario, en el mundo, ha sufrido violencia

-Mayor impacto en sectores sociales “marginados”

A pesar que la escuela debería ser un espacio seguro para la niñez y la juventud, la realidad parece contradecir esta hipótesis. Unos 150 millones de estudiantes de entre 13 y 15 años, a nivel planetario, reconocen haber sufrido algún tipo de violencia de parte de sus compañeros de clase.

Así lo señala el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) que publicó la primera semana de septiembre el Informe Violencia en las escuelas: una lección diaria. El mismo denuncia que la mitad de los niños en esa edad escolar ha sufrido algún tipo de violencia en las escuelas. En tanto 1 de cada 3 estudiantes de la misma edad ha soportado algún tipo de acoso, es decir, una escala mayor de maltrato psicológico, físico o emocional, a veces en forma repetida.

El acoso, precisa el informe, no se da solamente en el marco del colegio, sino también por Internet. “En un mundo digital, los acosadores pueden diseminar violencia, palabras e imágenes hirientes y humillantes tan solo con apretar un botón”.

La investigación indica también que tres de cada diez estudiantes de 39 países industrializados reconocieron haber acosado a otros compañeros.

El análisis de esta realidad según el sexo de los encuestados, muestra que, si bien niños y niñas se confrontan a riesgos semejantes, los jóvenes sufren especialmente violencia física o amenazas, en tanto las niñas se confrontan más a violencia psicológica.

La población LGTBI, los infantes pertenecientes a minorías étnicas y aquellos con capacidades diferenciadas, son más vulnerables a sufrir violencia de parte de sus pares, subraya el estudio de la UNICEF.

En cuanto a las consecuencias de esta realidad, los niños y niñas que son víctimas de ciberacoso, son más propensos a consumir drogas o alcohol; en general tienen peores calificaciones escolares; confrontan mayores problemas derivados de la baja autoestima; tienen más complicaciones de salud; y son más susceptibles, incluso, de llegar al suicidio.

Este flagelo produce consecuencias directas en el proceso de aprendizaje. Por lo que la UNICEF propone implementar políticas y leyes de protección al estudiantado; llama a reforzar las medidas de prevención y respuesta en las escuelas; e insta a las comunidades e individuos a sumarse a los estudiantes en sus denuncias. Y, adicionalmente, propone recopilar los datos de la violencia contra niñas y niños en las escuelas y fuera de las mismas, compartiendo y divulgando, también aquellas experiencias positivas para confrontarla.

Comentando el Informe, Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de la UNICEF enfatizó que “la educación es fundamental para construir sociedades pacíficas y, sin embargo, para millones de niños la escuela no es un lugar seguro”. Reconociendo que “los estudiantes se enfrentan cada día a múltiples peligros, como peleas, la presión de unirse a las bandas, acoso (personal o por Internet), disciplina violenta, agresiones sexuales y violencia armada”.

Otro informe de la misma organización de Naciones Unidas dado a conocer en el 2017 había revelado, por otra parte, datos dramáticos sobre el impacto de las guerras en la niñez y la juventud. Según el mismo, unos 158 millones de infantes y adolescentes viven en situaciones de guerra o conflicto.

Sergio Ferrari, desde las Naciones Unidas, Ginebra, Suiza

Fuente: https://www.alainet.org/es/articulo/195196

miércoles, 5 de septiembre de 2018

CALENTAMIENTO GLOBAL TRANSFORMARÁ FAZ DE LA TIERRA

El calentamiento global transformará la faz de la Tierra
En 200 años casi todos los ecosistemas sufrirán profundas transformaciones

El 67% de los ecosistemas vitales de la Tierra están amenazados por el cambio climático y pueden sufrir una gran transformación en los próximos 200 años, según una investigación en la que han participado 42 científicos de 9 países. La Tierra se calentará tanto como hace 10.000 años y gran parte del carbono vegetal se liberará a la atmósfera.


Elden Miller.

Los bosques, desiertos y ecosistemas vitales de la Tierra están en peligro de sufrir una grave transformación debido al calentamiento global, según un estudio realizado por 42 científicos de nueve países que publica la revista Science. 

Algunos de estos cambios ya se han iniciado en el suroeste de Estados Unidos, donde los incendios forestales están destruyendo los bosques y extendiendo las zonas de matorrales. 

Durante más de cien años, estos cambios se extenderán a las sabanas, desiertos y bosques de todo el mundo, y alterarán los ecosistemas y pondrán en peligro la vida vegetal y animal en todo el mundo, particularmente en Europa y Estados Unidos. 

El estudio analizó registros de polen y fósiles de plantas de 594 sitios del mundo (excepto la Antártida) y realizó la más completa compilación de vegetación y otros datos desde la última glaciación (hace unos 21.000 años) hasta la era preindustrial. 

A continuación proyectó lo que podrían cambiar los ecosistemas planetarios en el futuro a medida que la Tierra se calienta como consecuencia del aumento de emisiones de gases de efecto invernadero, para comparar lo que pasó en el planeta antes de la revolución industrial con lo que ha pasado en los últimos 200 años. 

El estudio estableció que nuestro planeta se calentó entre 4ºC y 7ºC desde la última edad de hielo hasta el Holoceno temprano (hace unos 10.000 años). Las proyecciones climáticas indican que, si no se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero, la Tierra se calentará en una proporción similar en los próximos 100 a 150 años. 

Los investigadores estiman que más del 67% de la vegetación podría sufrir cambios profundos dentro de un siglo si continúa el calentamiento global. Otro 26% de la vegetación planetaria lo haría de forma más moderada. América del Norte, Europa y América del Sur, las que más se han calentado desde la última glaciación, serán las más afectadas. 

Esta estimación se considera conservadora porque el calentamiento natural que tuvo lugar desde la última glaciación se produjo en un espacio de tiempo que duró entre 10.000 y 20.000 años, mientras que los cambios previstos en el estudio van a tener lugar en unos 150 años. 

Cambios en la vegetación 

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores usaron datos paleo-climáticos de varias fuentes para inferir los aumentos de temperatura responsables de los cambios de vegetación observados en los fósiles. Eso, a su vez, les permitió calcular cómo varios niveles de calentamiento futuro afectarían a la vegetación del planeta y a sus ecosistemas. 

"Usamos los resultados del pasado para ver el riesgo del futuro cambio en los ecosistemas", explica Connor Nolan, autor principal de la investigación, en un comunicado. "Descubrimos que a medida que aumentan las temperaturas, hay riesgos cada vez mayores de un mayor cambio en los ecosistemas". 

En un escenario de emisiones de gases de efecto invernadero como el actual, la probabilidad de cambio de vegetación a gran escala es mayor del 60 por ciento. Pero si las emisiones de gases de efecto invernadero se reducen a los niveles previstos en el Acuerdo de París, la probabilidad de un cambio de vegetación a gran escala es inferior al 45 por ciento. 

Gran parte del cambio podría ocurrir durante el siglo XXI, especialmente cuando la perturbación de la vegetación se vea amplificada por otros factores, como los extremos climáticos, la mortalidad generalizada de plantas, la fragmentación del hábitat, las especies invasoras y la recolección de recursos naturales. Es probable que los cambios continúen hasta el siglo XXII e incluso más allá, advierten los investigadores.

Atención al carbono 

Los investigadores llaman la atención sobre una de las consecuencias más graves de estos cambios: la liberación de las grandes cantidades de carbono que en la actualidad se almacenan en las plantas y suelos de los ecosistemas terrestres que pueden ser destruidos por el calentamiento global. 

"Gran parte del carbono ahora encerrado por la vegetación en todo el planeta podría ser liberado a la atmósfera, lo que amplificaría aún más la magnitud del cambio climático", señala Jonathan Overpeck, otro de los investigadores. 

Los autores dicen que su enfoque paleo-ecológico basado en la base empírica proporciona una perspectiva innovadora sobre el cambio de la vegetación impulsado por el clima, una perspectiva que complementa estudios previos basados ​​en el modelado y las observaciones. 

Destacan que las predicciones de estos diversos enfoques están convergiendo, lo que "fortalece la inferencia de que los cambios climáticos proyectados impulsarán grandes transformaciones de los ecosistemas", escribieron los autores. 

"Es un gran desafío que nosotros, como nación y como comunidad global, necesitamos tomar más en serio", dijo Overpeck.
__________________
Referencia 
Past and future global transformation of terrestrial ecosystems under climate change. Connor Nolan et al. Science, Vol. 361, Issue 6405, pp. 920-923. DOI: 10.1126/science.aan5360

Fuente: https://www.tendencias21.net/El-calentamiento-global-transformara-la-faz-de-la-Tierra_a44732.html

domingo, 2 de septiembre de 2018

ROMPIENDO EL MITO DE LAS DIFERENCIAS ENTRE LADO DERECHO E IZQUIERDO DEL CEREBRO

Casi todo lo relacionado con lo que nos hace humanos, existe en ambos lados del cerebro. 
¿Cuál es la diferencia entre el lado derecho y el izquierdo del cerebro?

Se supone que el lado derecho es más creativo y artístico y el izquierdo más organizado y lógico. Pero, ¿es así?


Sarah Romero

Popularmente existe esta creencia de que los hemisferios del cerebro representan características distintas, el izquierdo más artístico y el derecho más lógico. Lo cierto, es que la ciencia dice que no existe el dominio del hemisferio derecho o izquierdo. En un estudio publicado en la revista PloS One, un equipo de científicos observó los cerebros de más de 1.000 personas y no encontraron evidencia de diferencias significativas en el dominio de los hemisferios del cerebro entre los individuos.

Sin embargo, sí que hay diferencias entre los hemisferios. Es posible que no haya una mitad más dominante que otra, pero nuestro cerebro está dividido en dos hemisferios y no son iguales. Son muy similares y redundantes, pues la mayoría de los procesos que encontraremos en el lado izquierdo también se realizan en el lado derecho y viceversa, pero no son idénticos.

Ambos lados del cerebro tienen "la capacidad de expresar sentimientos, apetitos e impulsos apropiados, la capacidad [de] aprendizaje, memoria, lógica, etc., la capacidad de mantener los umbrales adecuados y la tolerancia a la frustración y el fracaso, y a recuperarse rápidamente de sus efectos, la capacidad de mantener reacciones de defensa eficaces y bien moduladas (es decir, represión, negación, simulación, racionalización, culpabilización, abstinencia, fantasía, comportamiento obsesivo-compulsivo y patrones de reacción corporal que implican alimentación, respiración, metabolismo, etc.) ", según reza en el libro "Disorders of the Nervous System: A Primer" en el que los autores citan a Harold Wolff, uno de los grandes científicos del cerebro del siglo XX.

A pesar de la densidad de texto, la conclusión es simple: casi todo lo relacionado con lo que nos hace humanos, existe en ambos lados del cerebro. 

¿Necesitas pruebas? Si extraemos un hemisferio del cerebro de un bebé de 3 meses, una cirugía que los médicos llevan a cabo a veces en casos de epilepsia severa y otros trastornos, ese bebé aún puede crecer con recuerdos normales y una personalidad normal. La hemisferectomía, se ha llevado a cabo "cientos de veces" en el siglo pasado, según apunta la revista Scientific American.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre los dos hemisferios?

En general, el lado izquierdo del cerebro controla el lado derecho del cuerpo, y el lado derecho del cerebro controla el lado izquierdo del cuerpo. Todo se complica para la visión: los nervios del lado izquierdo de ambos ojos se conectan con el lado izquierdo del cerebro, y los nervios del lado derecho de ambos ojos se conectan con el lado derecho del cerebro.

¿De dónde procede el mito del lado creativo y el lado analítico?

En el siglo XIX, un par de neurocientíficos, Pierre Paul Broca y Karl Wernicke, descubrieron que las personas que 'luchaban' con el procesamiento del lenguaje tendían a dañar áreas específicas en el lado izquierdo de sus cerebros. Los investigadores concluyeron que esas dos áreas eran importantes para el procesamiento del lenguaje, anunciando al mundo que el lenguaje vivía en el hemisferio izquierdo. Esta idea probablemente sea la raíz de esta noción de que el cerebro izquierdo es más creativo y el cerebro derecho es más analítico.

Más tarde, la novela de Robert Louis Stevenson"El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde" ayudó a difundir la idea del cerebro izquierdo y derecho en la cultura popular.

Sin embargo, las asimetrías encontradas por Broca y Wernicke no son consistentes de un cerebro a otro. Y es que, en alrededor del 5% de las personas diestras, los centros clave del procesamiento de lenguaje están en el lado derecho del cerebro, y en el 30% de las personas zurdas, estos centros están en el lado derecho del cerebro. Además, en la mayoría de las personas, ambos hemisferios participan en algún aspecto del habla. Las personas que tienen dañado el hemisferio izquierdo pueden volver a aprender el habla usando el hemisferio derecho.

Con esto ponemos fin al mito.

Fuente: https://www.muyinteresante.es/ciencia/preguntas-respuestas/cual-es-la-diferencia-entre-el-lado-derecho-y-el-izquierdo-del-cerebro-251515669845

viernes, 24 de agosto de 2018

DESCOLONIZACIÓN, CLAVE DEL PENSAR

Pensamiento Latinoamericano
La descolonización como clave del pensar

Fernando Buen Abad Domínguez


Un caudal portentoso de ideas y de acciones, emancipadoras, constituye un tesoro (no exclusivo) de los pueblos latinoamericanos y caribeños. Desde la caída misma de la “Gran Tenochtitlan” (13 de agosto de 1521) hasta las luchas más recientes contra la neo-colonización económica, cultural y comunicacional… tenemos un inventario de pensadores “nuestros” que lo son no sólo por razones geográficas sino por objetivos descolonizadores en todas sus líneas. Moctezuma, Netzahualcóyotl, Cuauhtémoc… a cual más, desde las luchas de resistencia contra la invasión española hasta el presente, somos herederos y deudores de un “tesoro de pensamiento” empeñado en recuperar la tierra, las fuerzas productivas, la libertad y la identidad. Es la “Batalla de las Ideas” entendida y extendida, también, como producción y profundización de simientes nacidas con cargas geográficas relativas. Si bien el pensamiento reclama identidades, al mismo tiempo relativiza “pasaportes”. De esa “lógica”, emana un caudal vigoroso de contribuciones teóricas y prácticas, que son irreductibles al individualismo, mientras reconocen el valor del aporte personal. 

Parte de esa herencia es, también, el repertorio de sus debates internos y externos. Línea por línea el temario núcleo del pensamiento latinoamericano ha sido teñido por el debate Capital-Trabajo, por la contradicción entre la supremacía del Capital sobre la especie humana…y por el desarrollo de las luchas sociales. Tal repertorio del debate recorre una gama completa que va desde desacuerdos menores hasta francas guerras irreconciliables y todos han sido fuente (voluntaria e involuntaria) de enseñanzas y aprendizajes de todo tipo. Y eso que parecería “obvio” no lo es si se toman en cuenta las condiciones concretas que la lucha de clases ha impuesto en las miles de carencias educativas a que han sido sometidos nuestros pueblos, especialmente las educativas, las culturales y las comunicacionales.

Se han puesto en debate las tradiciones filosóficas y sus ejes metodológicos. Se han debatido hermenéuticas y propedéuticas, físicas y metafísicas, lógicas y estéticas, morales y éticas… debatió Sor Juana con Carlos de Sigüenza y Góngora; debatió Borges con Sábato; debatió Paz con Arreola… y casi no existe aporte al pensamiento latinoamericano que no haya saldado su -o sus- debates necesarios. Insistamos. Pero más allá de los debates inter-personales, tenemos la huella continental amplísima marcada por los debates históricos de un pensamiento que no sólo abarca un territorio sino que abarcan las claves emancipadoras para la especie humana en su totalidad, es decir, el debate Capital-Trabajo… el debate clase opresora vs clases oprimidas. Insistamos. Pensamiento con fuerzas internas que luchan, con todos los medios disponibles, por la libertad y contra la alienación neocolonial ante las condiciones históricas de opresión. Y en especial durante el siglo XX.

Lucha por la libertad está inmersa en el ser de los pueblos, rompiendo esclavitudes y creando bases para una comunidad humana finalmente organizada para su emancipación y cuyo resultado debería ser una sola y gran patria de la humanidad, donde nadie sería “débil” y nadie será el más “fuerte”. Esta línea de ideas no sólo es componente identitario sino que se desarrolla como una de las más altas realizaciones teóricas del pensamiento latinoamericano hasta nuestros días. En eso cabe Frantz Fanon como caben Ricardo Flores Magón, Juan Carlos Mariátegui, José Vasconcelos, Eli de Gortari, Leopoldo Zea, Arturo Jauretche… por sólo mencionar algunos y corriendo a sabiendas el peligro de la omisión por espacio escaso. Una multitud de problemas abordados, a veces, hacia sus soluciones que son expresión de una multitud de culturas. Culturas, que por cierto, van hacia una universalidad que es la Cultura necesaria en un comunidad organizada para sí, bajo el rigor de sus necesidades históricas y su desarrollo. Universalidad de la comunidad de hombres y pueblos unidos por metas emancipadoras semejantes.

Tal filosofía, hacia una comunidad organizada -y organizadora- para su planificación material y simbólica, ha reflejado siempre los problemas que se le han presentado a la humanidad que se organiza localmente para resolver sus problemas en las etapas más críticas de su historia, en épocas de crisis económica, moral y social. Épocas en las que es necesario alcanzar una nueva moral social, un pensamiento que ha sido alterado e hibridado por diversas circunstancias. Época, también, de crítica multiplicada. Nuestro pensamiento plantea no pocos problemas que aún no han sido resueltos. Y por eso es también un pensamiento cuyo núcleo sigue siendo el de la crisis del racionalismo, del empirismo, del criticismo, del nacionalismo… que algunos autores vieron como una reacción anticolonial. Han corrido “ríos de tinta” académica y de todo género, al respecto.

Pero nuestro Pensamiento ha hablado de libertad y dignidad, de soberanía, de los derechos humanos y del respeto inalienable al trabajo como valores hacia la universalización de su vigencia para ampliar las posibilidades de la humanidad -y de la naturaleza- Espíritu presente en el pensar sobre las relaciones que mantienen los “pueblos originarios” y sus herederos con los pueblos que, se han transformado en naciones nuevas. Espíritu en el pensar que afirma la igualdad de las identidades descolonizadas y se suma a la universalización de la Cultura: universalización nunca vista. Pensamiento que es universalización de las rebeldías que refleja, en la filosofía… en el espíritu que recorre nuestro tiempo.

Nuestras tareas hoy deben atender la organización dialéctica en las luchas de los pueblos que han hecho vigente la lucha por la identidad emancipada en la realidad y en su desarrollo. La capacidad de la organización para convertirse en lucha y la lucha en organización para crear condiciones que permitan su ampliación. Está en juego la sobrevivencia no sólo de nuestros pueblos sino de la humanidad y para eso es necesaria la comunidad organizada para sí, en una serie de tareas -que ya son comunes- (comunitarias) a todos los seres humanos. Derrotar todo exclusivismo, haciendo a un lado la discriminatorio racial, económica, política, religiosa o social. Hacia un humanismo que ahora trasciende las fronteras en la América Latina, y sus pensadores o filósofos: El desarrollo de las capacidades críticas para la organización de la comunidad de iguales que es, hoy por hoy, una asignatura pendiente.

Fuente: https://www.telesurtv.net/bloggers/Pensamiento-latinoamericano-La-descolonizacion-como-clave-del-pensar-20180822-0002.html

martes, 21 de agosto de 2018

PREDICCIONES DE LA CIENCIA HECHAS REALIDAD

  
Predicciones de la ciencia ficción que se han hecho realidad

Muchos de los avances soñados por la literatura de ciencia ficción son hoy parte de nuestra vida cotidiana. Estas son algunas de las predicciones que se han cumplido.


Sarah Romero

Puede ser abrumador pensar en ello, pero ahora estamos viviendo en el futuro sobre el que tantos libros de ciencia ficción y películas nos han hablado desde hace muchísimo tiempo. Y en su mayor parte, estos autores y cineastas hicieron un trabajo bastante decente al predecir lo que el futuro nos depararía, tecnológicamente hablando, al menos.

Por cada predicción de ciencia ficción un tanto insólita en estos momentos (como la interacción alienígena o los coches voladores), hay una tan acertada que puede resultarnos incluso inquietante (como el prototipo de iPad en '2001: Una odisea del espacio') Incluso podemos encontrar asociaciones curiosas en los cuentos de hadas y las historias de fantasía de hace siglos. ¿Podríamos llamar al espejo mágico de "La bella y la bestia", un predecesor de FaceTime y Skype del siglo XVIII?

Obviamente no hay forma de que alguien en el año 1700 o antes tuviera siquiera un atisbo de conocimiento tecnológico real sobre la electricidad, y mucho menos sobre los teléfonos inteligentes. Pero más tarde, a medida que la ciencia ficción se convirtió en un género por derecho y los autores desarrollaran un conocimiento científico serio y un gran interés por la tecnología, las versiones ficticias del futuro comenzaron a ser más precisas. Muchos autores y realizadores colaboraron o comprobaron sus teorías con científicos, haciendo que su trabajo fuese más exacto y, a veces, profético.

Los escáneres corporales totales que ahora son habituales en los aeropuertos de EE. UU. tienen indicios muy asentados en de "Desafío Total" de 1990. Los escáneres retinianos y la publicidad dirigida en tiempo real en "Minority Report" son cada vez más comunes. La Xbox Kinect controlada por movimiento también se remonta a la famosa película protagonizada por Tom Cruise. Y "2001: A Space Odyssey" de Stanley Kubrick, está cargada de elementos que ahora nos resultan familiares: ordenadores parlantes (aunque las nuestras no son tan interactivas como HAL), libros electrónicos, estaciones espaciales y transbordadores espaciales.

Los científicos están trabajando activamente en productos que reproducen estrechamente lo que podemos ver en el campo de la tecnología de ficción. Así, por ejemplo, en el desarrollo de las Google Glass la película Terminator 2 tuvo mucho que ver como inspiración. Y los expertos están trabajando en más inventos que hemos visto en películas o libros como los sables de luz de Star Wars, el casco cibernético de Iron Man, el escudo del Capitán América, los poderes telequinéticos de Carrie, el arma de ataque de Batman o la capa de invisibilidad de Harry Potter.


Las dos lunas de Marte

En el libro “Los viajes de Gulliver”, publicado en el año 1735, Jonathan Swift predijo que Marte tenía dos lunas basándose en las hipótesis del astrónomo Johannes Kepler planteadas a principios del siglo XVII. 150 años más tarde, se produjo el descubrimiento de los satélites Fobos y Deimos, un hecho del todo sorprendente ya que la óptica disponible en tales siglos no permitía ver cuerpos celestes tan pequeños y tan próximos a los planetas.


Submarino

En “20.000 leguas de viaje submarino” (1879), Julio Verne ideó un enorme submarino eléctrico llamado Nautilus, un tipo de transporte marino que no fue inventado hasta el año 1960, si bien es cierto que en 1800 ya existían prototipos que pudieron haber inspirado al escritor francés. En cualquier caso, se trata del literato con mayor capacidad para anticiparse a los avances venideros, debido probablemente a su gran afición por la ciencia y la lectura.


Tarjeta de crédito

En la novela "Mirando atrás", escrita por Erich Fromm en 1888, los ciudadanos del futuro (es decir, del año 2000) llevan una tarjeta que les permite consumir su crédito sin necesidad de emplear dinero impreso. La tarjeta de crédito fue inventada en el año 1950, y está siendo sustituida ya por el pago a través del dispositivo móvil.


Bomba atómica

H. G. Wells fue especialmente certero en sus vaticinios bélicos: predijo la creación de tanques de guerra en su relato "Los acorazados terrestres" de 1903, y acuñó por primera vez en la historia la expresión bomba atómica en su novela "El mundo se libera", en la que advirtió de la devastación que provocaría este armamento de destrucción masiva 30 años antes de su uso sobre Hiroshima y Nagasaki.


Radar

En “Ralph 124C 41+”, Hugo Gernsback mencionaba un dispositivo llamado “telephot”, que permitía a las personas verse mientras se hablaban desde largas distancias, idea precursora del actual Skype. Escrita en al año 1914, la novela introduce también el concepto de radar, descrito literalmente como "una ola de éter polarizada pulsante que se refleja en objetos metálicos y regresa al emisor, permitiendo calcular así la posición y distancia".


Sistemas de vigilancia

En la obra distópica por antonomasia, “1984”, George Orwell establece multitud de paralelismos entre una sociedad ficticia totalitaria y represora y la sociedad de hoy en día. La novela, publicada a mediados del siglo XX, recrea un mundo en el que la comunicación se encuentra limitada a fin prevenir conspiraciones contra el gobierno, lo que se podría entrever en los actuales sistemas de cámaras de vigilancia y en el intrusivo espionaje gubernamental.


Redes sociales

J. G. Ballard escribió en 1977 un ensayo que resultó ser asombrosamente profético, especialmente en lo referido a las redes sociales, como muestra este fragmento del mismo:

"Cada una de nuestras acciones durante el día, a lo largo de todo el espectro de la vida cotidiana, será instantáneamente grabada en video. Por la noche nos sentaremos a ver las imágenes, seleccionadas por una computadora entrenada para elegir sólo nuestros mejores perfiles, nuestros diálogos más inteligentes, nuestras expresiones más afectuosas, capturadas a través de los filtros más amables, y luego juntaremos todo ello para tener una reconstrucción mejorada de nuestro día".


Satélites artificiales

En la novela “2001: Una odisea en el espacio”, Arthur C. Clarke describe una red de satélites geosincronizados, que se mueven alrededor de la Tierra a la misma velocidad, permaneciendo en la misma posición y permitiendo así la comunicación global. En 1920, Hermann Oberth escribió sobre una idea similar, pero la descripción exacta de Clarke se aproxima más a la tecnología de los satélites de comunicaciones, que fueron puestos en órbita por primera vez 15 años después de la publicación de su libro.


Antidepresivos

Aldous Huxley presagió en su novela “Un mundo feliz” (1932) los antidepresivos, que en la medicina moderna no fueron considerados ni estudiados hasta 1950. Los personajes del libro disponen de una droga llamada Soma, que “levanta un muro impenetrable entre el mundo real y la mente de sus usuarios”. El prolífico escritor también predijo el desarrollo de la ingeniería genética.


Auriculares

En "Farenheit 451", Ray Bradbury describe unos particulares audífonos con micrófono que permiten a los individuos a hablar entre ellos. Se trata de una anticipación de los actuales auriculares de teléfonos, que no fueron comercializados hasta el año 2001, y de la comunicación por Bluetooth.


Ciberespacio

Un subgénero de la literatura de ciencia ficción, denominado “cyberpunk”, ha protagonizado también predicciones sorprendentes; William Gibson, en su primera obra, “Neuromante” (1984), acuñó el término “ciberespacio” y predijo con considerable antelación el fenómeno de Internet y la realidad virtual.


Tabletas

De nuevo nos remontamos a 2001: A Space Odyssey para encontrar una acertada predicción tecnológica. Hay una escena en la que los astronautas miran / leen desde un par de tabletas de pantalla plana. No solo el concepto de tableta es perfecto, sino que el diseño es exactamente el mismo que en las tabletas electrónicas que ya usamos cada día. ¿Parecen o no parecen iPads esos dispositivos?


Alimentos derivados de insectos

¿Has visto Snowpiercer de 2013? Aunque podemos encontrar ejemplos en más películas o libros, Snowpiercer o Rompenieves es el ejemplo perfecto para una de esas predicciones. En ella, los extrañas barritas de comida que los ocupantes más pobres del tren están obligados a comer son precisamente barritas de proteínas hechas con insectos triturados, concretamente cucarachas. La película está basada en la novela gráfica de 1982 Le Transperceneige. Actualmente existen algunas barritas de proteínas derivadas de insectos, como Exo Bars, fabricadas con harina de grillos. Es probable que esta tendencia vaya a más, ya que los insectos son una gran fuente de proteínas con un impacto relativamente pequeño en el medio ambiente. Los Chirps, los nachos hechos con grillos, también se están haciendo muy populares.


Coches autónomos

Aunque la película “Desafío Total” tiene una visión bastante exagerada del futuro, una de las tecnologías presentadas fue muy precisa. Si lo recuerdas -no es un juego de palabras-, los personajes de la película utilizan a menudo las Johnny Cabs. Estos taxis son conducidos por conductores de taxi automatizados que controlan el vehículo. Aunque los coches sin conductor aún no circulan por nuestras carreteras, lo harán muy pronto. No es un gran salto en nuestra imaginación que las flotas de taxis automatizados se conviertan en una realidad para todos muy pronto.


Vehículos militares autónomos

Siguiendo los pasos de Desafío Total hacemos una parada en la gran película de 1986 “Cortocircuito. Esta película predice el desarrollo de robots militares autónomos llamados S.A.I.N.T. (Strategic Artificially Intelligent Nuclear Transport). Lógicamente aún estamos lejos de tener un Johnny nº 5 en nuestras filas, pero sí que tenemos vehículos terrestres no tripulados (UGV) cuyas ruedas tienen cabezas compactas con sensores y que operan en contacto con el suelo y sin presencia humana a bordo.


Hoverboards, tecnología vestible...

Y finalmente, en nuestra lista de predicciones tecnológicas precisas en el mundo de la ciencia ficción, nos remontamos a “Regreso al Futuro 2”. A diferencia de otras tecnologías pronosticadas que aún no se han materializado, sí ofrece otras conjeturas tecnológicas precisas en el futuro, como las "gafas inteligentes" que se parecen muchísimo a los dispositivos de realidad virtual como los de Oculus Rift. Otra de las tecnologías que ya se encuentran entre nosotros son los famosos hoverboards que usa Marty McFly cuando viaja al futuro. Lógicamente el nuestro no flota, pero todo se andará.

Fuente: https://www.muyinteresante.es/ciencia/fotos/predicciones-de-la-ciencia-ficcion-que-se-han-hecho-realidad/jswift

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | JCPenney Coupons