lunes, 2 de marzo de 2015

ESTUDIAR PARA EL MUNDO DE HOY DESDE NUESTRA HISTORIA

Posted By: Guillermo Molina Miranda - 14:22:00

Share

& Comment

Estudiar para el mundo de hoy

LUIS LONDOÑO*

Si concebimos la educación solo como un laboratorio para prepararnos para los desafíos del siglo XXI, ¿qué dejaremos de aprender?


David Perkins, profesor de la Universidad de Harvard, dice que ante los retos contemporáneos de la educación en un mundo de inevitables transformaciones en solo nos queda acostumbrarnos al cambio. Perkins advierte que la educación debe preparar a los estudiantes para los desafíos inciertos y vertiginosos del siglo XXI

Sí, es pertinente, pero lo que podría preocupar, por lo menos a un profesor de historia como yo, es si la educación debería orientarse hacia las preocupaciones del momento o hacia los saberes universales. ¿Hay que estudiar los problemas éticos de la clonación o más bien a Heráclito y a Tito Livio? 

Perkins, influido por las propuestas de la Escuela Activa, se inclina por enseñar acorde con las preocupaciones del momento. Además, sugiere que los acontecimientos y los procesos sean herramientas para vincular a los alumnos con los problemas de la sociedad. Por ejemplo, para entender los diálogos de paz y el fin de la lucha armada en Colombia es necesario que los estudiantes relacionen la Revolución rusa y la cubana con las luchas por la tierra, con los enfrentamientos entre los partidos y con un Estado ineficaz y ausente. Si se estudian los episodios en sí mismos, resultarán distantes, pero al interrelacionados con las preocupaciones actuales y con la vida de los estudiantes adquieren significado. Se trata de elegir aquellos eventos que son útiles para comprender el presente. Perkins lo llama Temas Generadores: lentes del pasado que nos permiten entender nuestra realidad. 

Por otro lado, pero en la misma línea, están las Comunidades de Aprendizaje, que conciben a los estudiantes en un lugar y tiempo, y en relación con una cultura, sociedad y comunidad. Los contenidos para una escuela en Bogotá, en un municipio de Piedras, en París o en Lyon deben responder a diferentes preocupaciones y deberán cambiar en cincuenta años. Las preocupaciones pueden ser locales, pero deben poder llevarse a un ámbito global. 

Los jardines urbanos son un ejemplo de su propuesta. En ellos los estudiantes siembran frutas, vegetales y hortalizas en la ciudad para ofrecer alternativas alimenticias. De igual manera, a través de ellos reflexionan sobre el medio ambiente, botánica, sobre un compromiso ético con el planeta y con las futuras generaciones. Desde luego es necesario el estudiar Ciencias Naturales, pero su conocimiento cobra sentido en su interrelación con la sociedad. El objetivo es que se vinculen los conocimientos con los desafíos y que las instituciones educativas y los aprendices sean partícipes en la búsqueda de respuestas para enfrentarlos. 

No es una exaltación de la última noticia, del último instante. No se aboca hacia el presente hasta tal punto que se olvide el pasado. No se busca dejar de lado obras como Guerra y Paz para reflexionar sobre los pasquines del día. Sin duda los pasajes de la novela de Tolstoi, además de ser hermosos, nos dicen mucho hoy sobre la sociedad, el amor, la amistad, el culto hacia los héroes, la comprensión del pasado, la guerra y la muerte. Mucho más que la noticia de última hora. Pero es precisamente porque nos dicen mucho hoy porque Tolstoi provoca carcajadas, conmueve, entristece, y suscita las más deliciosas reflexiones. 

Sin embargo, a pesar de las luces que en mi opinión le aportan las propuestas de Perkins y las Comunidades de Aprendizaje a la educación en Colombia, me inquieta su pragmatismo. Creo que si asociamos el aprendizaje solo con resolver los problemas actuales, esto nos hará concebir el conocimiento solo por su utilidad práctica. Si concebimos la educación solo como un laboratorio para prepararnos para los desafíos del siglo XXI, ¿qué dejaremos de aprender? Sin desconocer la utilidad de saber resolver los retos del día a día, no deberíamos dejar de acercarnos al conocimiento por puro placer. De lo contrario los dioses del antiguo Egipto serán desterrados de los currículos escolares.

http://www.semana.com/educacion/articulo/estudiar-habilidades-siglo-xxi/419623-3

About Guillermo Molina Miranda

Techism is an online Publication that complies Bizarre, Odd, Strange, Out of box facts about the stuff going around in the world which you may find hard to believe and understand. The Main Purpose of this site is to bring reality with a taste of entertainment

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © 2013 Revista Pedagógica Nueva Escuela™ is a registered trademark.

Designed by Templateism. Powered By Blogger | Published By Gooyaabi Templates